Queremos que tengas muy en cuenta la seriedad de lograr una correcta instalación de una estufa de pellets, debido a razones de peso. Existen regulaciones legales que obligan a cumplir ciertos parámetros de instalación. Otro motivo es que el daño causado por una instalación descuidada anula por completo la garantía del equipo. Finalmente, una instalación que no se acople a las recomendaciones del fabricante no garantiza un funcionamiento pleno del sistema de calefacción.

Para familiarizarte con las piezas que componen una estufa de pellets, te presentamos la siguiente lista:

  • La caldera: siendo la pieza más obvia por su tamaño, es la pieza principal del sistema
  • Conductos de salida de humo a la chimenea: sistema de tuberías que conecta la caldera de la chimenea
  • La chimenea: conducto por el cual se desecha el humo residual indeseado
  • Copa terminal de la chimenea: debe llevar el terminal exterior de la chimenea

Si la estufa carece de estas piezas, no reunirá los requisitos mínimos aceptables de la legislación estatal y municipal.

La caldera

Zona de instalación

La base donde reposará la caldera debe ser firme y soportar sin ningún problema su peso. La caldera no puede quedar desnivelada, por lo que quedan descartados aquellas zonas que posean pendientes. La base debe estar uniforme sobre la superficie

El lugar de instalación debe respetar una mínima distancia en correspondencia a objetos cercanos. Recuerda que la caldera genera suficiente calor como para causar un incendio si un elemento muy cercano entra en combustión. Podemos reguardar distancias apropiadas si aseguramos al menos 1½ metro de distancia frontal y al menos 40 centímetros con respecto a la parte posterior de la caldera.

Combustión interna

Para que ocurra una constante combustión interna se debe asegurar que elambiente tenga una alimentación externa de oxígeno, quizás mediante respiraderos tipo rejillas. Las casas excesivamente herméticas no permiten que esto suceda. Algunos modelos de estufa permiten extender la tubería de alimentación de aire hasta el exterior de la vivienda.

Conductos de salida

Estos conductos deben contar con un perfecto acople para evitar fugas de humo. Por ser el canal que une la caldera de la chimenea, debe poseer accesos de servicio para realizar las limpiezas. Su disposición horizontal admite una inclinación de 3 a 5 grados, pero la longitud del conducto no debe superar los 2 ½ metros. Cada codo utilizado equivale a un metro de extensión, el recorrido máximo final admitido es de 6 metros.

Chimenea

El conducto de la chimenea debe ser capaz de soportar altas temperaturas, cuya fabricación puede ser de hormigón o metálicas. Si la chimenea es metálica debe contar con un aislante para evitar problemas de condensación. Las chimeneas deben extenderse en el extremo final, como mínimo 40 centímetros por encima del techo.

Una distancia ideal en recorrido de extremo a extremo sería de 4 metros de largo. En lo referente al diámetro de la chimenea, es que, a mayor potencia de la estufa, requerirá mayor diámetro.

Copa de la chimenea

Debe contar con el mismo diámetro que el conducto de la chimenea para lograr un perfecto acople. El diseño de la copa no debe permitir la entrada de agua de lluvia y finalmente debe poseer una banda anti viento para que no interrumpa la extracción del humo.