La naturaleza es realmente un aspecto maravilloso de la vida, que tiene un valor muy grande. Es siempre muy saludable incluir la naturaleza en nuestro entorno. Muchas personas logran desarrollar una habilidad muy grata para el cuidado del parque o jardín, haciendo crecer las plantas y dando al entorno un sentimiento de placer y disfrute gracias al cuidado del jardín.

Para el cuidado de las plantas del jardín se debe tener conocimiento y paciencia. Es fructífero ver los resultados una vez realizadas las tareas de mantenimiento, pero esto puede resultar un trabajo de dedicación, y en muchas ocasiones no darse los resultados que uno espera. Las plantas dependen mucho de factores que son ajenos a la voluntad de las personas y deben favorecerse de estos para crecer sanamente.

Más allá del clima, las plantas pueden ser bien tratadas y existen técnicas a seguir para ir cuidando de ellas, logrando así mejores crecimientos, como también mantener especies que son delicadas y que sin la ayuda de la mano del hombre no serían capaces de sobrevivir en un jardín.

El crecimiento de las plantas de jardín

El crecimiento de las plantas no solo depende del clima, de su localización, sino también de las virtudes de la especie que se trate. Existen plantas de jardín que pueden vivir muchos años sin demasiado espacio, sin demasiada luz, otras requieren de luz y de protección al viento, de ser plantadas en una estación especial del año. Este tipo de cuestiones depende individualmente de cada especie. Es esencial preguntar al botánico este tipo de detalles para comenzar con el crecimiento de la planta.

Existen diferentes maneras de mejorar el crecimiento de una planta. Trasladar la planta a un macetero de mayor tamaño, con más tierra, le dará más altura o follaje. Brindar agua y podar puede ser una ventaja de fuerza para muchas especies. El crecimiento rápido no suele ser el mejor camino para una planta, sí un crecimiento constante y alimentado por cuidados. Existen muchos productos excelentes orgánicos e industriales que pueden dar un gran aporte al crecimiento de las plantas de tu jardín.

Productos para el crecimiento de las plantas

Dos grandes productos comunes que se utilizan el crecimiento de las plantas es el humus de lombriz, de mucho valor energético para la tierra, como también la famosa miel negra o azúcar de caña.

Ambos productos, en esta ocasión orgánicos, no tienen efecto sobre la totalidad de las plantas. En muchos casos este tipo de complementos pueden “quemar” la planta, por ser de una especie particular. No dudes en seguir informándote para dar con la opción adecuada para tu planta.