Para gozar de un ambiente térmico agradable en las distintas habitaciones del hogar, justo cuando golpean los inviernos más duros, se cuenta con las estufas de Pellets, las cuales han ganado terreno en lograr este objetivo. Y es de comprender que así sea, por su aporte a la economía en lo que respecta al medio de combustión sin perder la elegancia de su aspecto.

Ahora bien, ¿cuántos tipos de estufas Pellets hay para elegir? ¿Cómo saber cuál es la más adecuada para mi vivienda? Analicemos más a fondo este método de calefacción.

Distintos modelos de estufas de Pellets

  • Estufas de aire forzado:

Suelen ser los más comunes. Estas estufas son ideales para grandes salones, pues tienen la capacidad de calentar estos amplios espacios. Por medio de un sistema de ventilación interno compuesto por aspas, circula el aire que es calentado al pasar por la cámara de combustión. Se puede controlar el flujo de calor que fluye de la estufa mediante un termostato que lo regula.

El aire que se dispondrá a ser calentado proviene del interior de la habitación, luego es calentado y finalmente se devuelve a una temperatura elevada a la misma habitación. Existen algunos modelos en los cuales el aire obtenido para calentarlo proviene del exterior, así se evita el consumo excesivo de oxigeno interno de la habitación.

  • Estufas de Pellets canalizables

Este tipo de estufa es ideal para los ambientes despejados en los cuales no se disponga más de 100 m2. Como su mismo nombre lo indica, este tipo de estufa pellets tiene la capacidad de canalizar el aire caliente por medio de dos o tres conductos de salida a secciones cercanas.

El contar con la característica de canalizar el aire caliente resulta formidable para lograr la conducción de calor a tres ambientes distintos pero contiguos. Sin embargo, la principal fuente de calor seguirá siendo la que es irradiada frontalmente por la estufa.

  • Termoestufas o hidroestufas de pellets:

A simple vista podría parecer una estufa Pellets común, sin embargo, la diferencia radica en que, además de proyectar la energía calórica por convección y radiación, internamente tiene la capacidad de calentar agua. De esta manera se logra la proveer agua caliente por medio de radiadores a los cuartos internos de la vivienda, aunque se hallen alejados de la estufa.

De igual manera, es posible proveer agua caliente para uso doméstico en baños y cocina, siempre y cuando se haga la correcta instalación de un kit especial para ello.

Una característica interesante de este tipo de estufa es que puede ser puesta en marcha en función híbrida, es decir, conectarlas con otras estufas que se encuentren instaladas en otra zona del hogar para trabajar en conjunto.

Para poder realizar la mejor elección a la hora de decidirnos por el modelo de estufa Pellet, debemos de considerar ciertos aspectos de relevancia, que expondrá cuál de los modelos antes expuesto cumple con nuestros requerimientos. Preguntas a plantear antes de la adquisición de una estufa de Pellet:

  • ¿Cuánta potencia de calefacción se necesita?
  • ¿El área dispone de una sección externa para instalar la chimenea?
  • ¿Cuáles son las características de espacio deseo calentar?
  • ¿Es un salón amplio, o habitaciones contiguas?