Todos queremos disfrutar de las bondades de poseer una piscina. No obstante, el mantenimiento de la misma puede llevarnos a plantearnos varias interrogantes. ¿Su mantenimiento es costoso? Es cierto que algunos productos especializados pueden generar un gasto considerable. Sin embargo, es posible ahorrar en la aplicación de estos, de modo que el mantenimiento de esta sea más económico.

Recomendaciones para ahorrar en los productos de mantenimiento

  • Utiliza cubiertas tanto para el verano como el invierno

Con el sol radiante, el agua puede evaporarse junto al desinfectante que hemos aplicado. Para ahorrarnos el líquido y el producto químico debemos hacer uso de “una cubierta solar” durante el día si no la estamos usando, y durante la noche para que disipe el calor.

Por otro lado, usar cubiertas en invierno redunda en muchos beneficios económicos. Al evitar la suciedad producto del exterior, requerimos de menos aplicación de desinfectantes, además que extendemos el uso de filtros.

  • Utiliza equipos de ahorro energético

Los dispositivos de bombeo son importantes para la conservación del agua. Al poseer un variador de frecuencia nos permitirá “variar” las revoluciones del motor del mismo, sin disminuir su eficiencia. Ahorraremos mucho dinero anual en facturas de electricidad.

  • Hazte de un Clorador Salino

Es cierto que lo que deseamos es ahorrar, pero este tipo de equipos, aunque pueden ser costosos, repercute en un ahorro a largo plazo de cloros, desinfectantes exponencialmente. Al cabo de unos años no requeriremos de la compra de productos químicos. Además, un beneficio extra es que es más generoso con la piel sensible de algunos bañistas.

  • Asesórate de la cantidad idónea de los productos

Este aspecto no parece de relevancia, pero a veces aplicamos una cantidad excesiva de químicos por falta de documentación en los mismos. Por lo tanto, investiga la dosis adecuada, y utiliza producto de calidad.

  • Climatiza la piscina

Para realizarlo podemos valernos de bombas de calor o paneles solares. Esta última resulta muy eficaz y económica para extender el uso del agua en verano, utilizando la energía solar para calentar los paneles los cuales servirán para calentar el agua.

  • Utiliza luces más económicas.

En las piscinas se acostumbra a utilizar “proyectores incandescentes”, pero estos repercuten en un gasto excesivo. Para ello es mejor instalar luces led, lo cual nos ahorra hasta un 80% de energía. Su tiempo útil es diametralmente superior a los proyectores convencionales.

  • Economiza agua (masa filtrante)

La masa filtrante requiere de limpieza minuciosa y un gasto adicional de agua. Para reducir este gasto puedes utilizar “el vidrio reciclado”, un sistema actual que nos permitirá ahorrarnos una buena cantidad de agua en los lavados de la masa filtrante. Como un beneficio extra ahorraremos uso de cloro excesivo.

  • Revisa los equipos automáticos de llenado y busca apoyo profesional

Es preciso revisar constantemente los equipos que llenan o reponen el agua perdida de la piscina, de lo contrario puede desbordarse ocasionando un gasto el pago de la factura de la misma. Hacer mantenimiento o recibir visitas de profesionales es útil para detectar filtraciones, desperfectos, etc.