En invierno el frío deja de ser placentero, de modo que mantener nuestra casa como un rinconcito cálido es apremiante. Por lo general, se recurre al gas natural para este fin. Sin embargo, hoy se producen biocombustibles de fácil almacenaje que no causan ningún tipo de riesgo para la salud. Uno de los más conocidos es el Pellet. ¿Qué es el Pellet? y ¿Qué ventajas nos proporcionan el uso de la calefacción de Pellet? De esto hablaremos a continuación.

Calefacción de pellet

La calefacción mediante el uso de biocombustible Pellet no es tan usada como la calefacción de gas natural. Sin embargo, estas, son muy eficientes en la producción de calor, ya que utilizan como carburante unos “cilindros de serrín prensado”, es decir, una biomasa o contenido extraído de la naturaleza transformado en un combustible que aporta gran poder de calefacción.

Este tipo de calefacción supone una gran ventaja con respecto al uso de calefacción de gas natural, el cual es muy común. A continuación, hablaremos de las increíbles ventajas de la calefacción de Pellet y por otro lado las desventajas de la calefacción de gas natural. ¡Toma nota!

Ventajas de la calefacción de pellet

Mantener nuestro hogar bien calientito con ayuda de los biocombustibles de Pellet nos brinda varias ventajas:

  • Combustible de biomasa. Esto significa que la combustión está hecha de material orgánico. (Desechos de madera, y otros materiales)
  • Genera un ahorro monetario con respecto a la calefacción de gas de hasta un 40% o al natural 20%.
  • El combustible de serrín es de fácil almacenaje, de bajo coste y consumo.
  • Posee la capacidad de calentar inmediatamente.
  • No existe peligro de explosión como sí ocurre con la calefacción de gas.
  • No supone ningún riesgo para la salud. No emite olores, ni humos. El humo ocasionado por la combustión sale por su correspondiente salida eficientemente.
  • Ocupan menos espacio que las chimeneas de leñas, resulta ser más limpio que estas últimas. Aunque posee más espacio que la calefacción de gas, este espacio está justificado por el depósito del biocombustible pellet.
  • Se aprovecha el calor residual a fin de generar más calefacción.
  • Fácil de mantenimiento, y limpieza. Por lo general, se requiere de una limpieza profunda al cabo de 12 meses aproximadamente.
  • Las cenizas producidas por los pellets se pueden utilizar como excelentes abonos, aportando un valor extra a este biocombustible.
  • No requiere cerillas para encender.
  • Al ser desechos reutilizables, contribuye a la limpieza.
  • Requieren de electricidad para el encendido. El uso del enchufe equivale a una bombilla de 60w.

A pesar de estas bondadosas ventajas, algunas personas se inclinan por el uso de calefacción de gas natural. No obstante, estas presentan varias desventajas que conviene que sepas. Al compararlas, nos damos cuenta que el confort que nos proporciona la calefacción pellet es superior.

Desventajas de calefacción gas natural

  • A diferencia de la calefacción de Pellet, estas requieren de un arduo mantenimiento a final de año en manos de profesionales.
  • Debes cambiar los equipos si estos llevan cierto tiempo de uso, con la finalidad de garantizar la seguridad.
  • Debes tener mucho cuidado con su manejo, ya que el gas natural es explosivo.