Las calderas son utensilios empleados para la calefacción de un espacio. Existen en el mercado infinidades de calentadores domésticos. Sin embargo, los más conocidos son las calderas de gas y las calderas de pellet.

La comparación entre las calderas de gasoil vs las calderas de pellet radica en el tipo de combustible, precio y mantenimiento.

Calderas de gasoil

La caldera de gas es la más común, es decir, es el tipo de caldera más utilizada. La fuente de energía que necesita este calentador es el gasoil.

El gas es un combustible sencillo de obtener, pero es altamente contaminante. Por eso, es un factor a considerar si se quiere instalar un calentador a gas.

Aspectos positivos de los calentadores de gasoil

Algunos de los puntos a favor que tiene la caldera de gas son los siguientes:

Calienta rápido el ambiente.

Esta característica permite a este tipo de calefactores ajustar la temperatura hasta obtener la adecuada.

Son calderas baratas.

El precio es el punto fuerte de la caldera de gasoil. Esto se debe al combustible rudimentario que utiliza. Además, la inversión inicial no será cuantiosa, por lo cual su mantenimiento no sobrepasará el presupuesto.

Son ideales para climas fríos.

Las calderas de gas pueden calentar el ambiente, aunque la temperatura esté bajo cero.

Aspectos negativos de los calentadores de gasoil

Desafortunadamente, algunos de los puntos negativos de las calderas de gasóleo son:

  1. El gas, que es el combustible que utiliza este calentador, tiene un coste elevado. Si bien el mantenimiento del instrumento no es costoso, la energía para que funcione sí lo es.
  2. La contaminación ambiental que generan las calderas de gasóleo se debe al gas, debido al exceso de dióxido de carbono que emite.

Calderas de Pellet

Las calderas de pellet son una innovación en el área de la calefacción. Las estufas de pellet, a diferencia de las calderas de gasóleo, no utilizan gas como combustible. Este tipo de calefactor necesita de energía natural.

La caldera de pellet utiliza biocombustible, es decir, energía renovable. En este caso, la fuente es el pellet. Además, existen diferentes modelos de calderas pellet, esto varía si utiliza más de un tipo de biocombustible.

En este sentido, las calderas mono-combustibles funcionan con un solo tipo de biocombustible. Por ejemplo, hay calderas pellet que utilizan solo leña como fuente de energía. No obstante, las multicombustibles utilizan más de un formato.

Aspectos positivos de los calentadores de pellet

Los puntos destacados de los calentadores de pellet abarcan los siguientes puntos:

  1. Utiliza biocombustibles. Este factor es importante, debido a que no genera contaminación ambiental, ya que es natural.
  2. Existen diversidad de modelos de calderas de pellet.
  3. El combustible que utilizan estas calderas es barato y sencillo de manipular.
  4. Es ideal para espacios rurales.

Aspectos negativos de los calentadores de pellet

  1. El coste inicial es elevado. La inversión para instalar una caldera de biomasa es costosa. Por lo cual, si necesitas una calefacción de manera inmediata, este tipo de calefactor no es el indicado.

Al realizar una comparación entre las calderas de gasoil vs calderas de pellet se concluye en que el factor más importante es el rendimiento a largo plazo del utensilio.

Considerando este factor, las calderas de pallet son las más indicadas. Aunque la inversión signifique un gasto mayor, su mantenimiento es sustentable.